Tipos penales prólogo




Descargar 176.78 Kb.
TítuloTipos penales prólogo
Página1/5
Fecha de conversión07.12.2012
Tamaño176.78 Kb.
TipoDocuments
  1   2   3   4   5
ANÁLISIS DE LOS TIPOS PENALES


Abg. JESÚS MARÍA ALARCÓN H.


Octubre 2012


TIPOS PENALES

PRÓLOGO

La ciencia del Derecho Penal, tiene por objeto organizar en un sistema perfectamente definido el contenido de las normas penales, para facilitar entre otros aspectos, la comprensión de dichas leyes a los fines de su aplicación, por lo que esa interpretación debe canalizarse a través del conocimiento sistemático y científico de los principios que forman la base del ordenamiento jurídico, es por ello, que la legislación penal al igual que otras normativas se deben estudiar en todo su conjunto, de tal manera que el examen de las normas jurídicas no pueden formularse atendiendo únicamente a la disposición concreta y aislada.

Significándose, que para escrutar cualquier ordenamiento jurídico se requiere de disciplina por intermedio de un método, para llegar al conocimiento científico requerido, como es en el caso que nos ocupa, y así poder entender el espíritu, propósito y razón del legislador al describir los diferentes tipos penales definidos en las innumerables leyes penales que existen en la República.

De tal manera que para discernir con precisión y exactitud lo que quiso regular el legislador penal hay que hacerlo a través del método analítico, descomponiendo el todo de la ley penal que se pretende estudiar en cada una de sus partes, siguiendo un principio unitario en concordada relación con las características comunes del resto de las normas sancionatorias, sin llegar a establecer un engorroso formalismo que podría llevar a perder de vista el objeto del análisis, como es la exacta interpretación del tipo penal respectivo, por medio de la dogmática penal. De allí la importancia del método analítico en el estudio de los diferentes delitos previstos en la ley, para llegar a la elaboración científica del Derecho Penal.

En atención a lo antes expuesto, esta exposición versará sobre el análisis de los tipos penales separando el todo en cada una de las partes que los conforman, atendiendo a su clasificación la cual tiene diferentes características, pero solamente para los presentes efectos me referiré a la agrupación que corresponde a la constitución de los tipos penales en cuanto sean cerrados o perfectos o en blanco o abiertos, así mismo versará la exposición de marras a las estructuras básica y complementaria que conforman el hecho punible.


DESARROLLO

El quehacer cotidiano presenta una serie de hechos contrarios a la norma y que, por dañar en alto grado la convivencia social, se sancionan con una pena; estos hechos son concretados, descritos y definidos por la ley sustantiva penal para poder castigarlos, esa descripción es lo que constituye la tipicidad. Concepto que no surgió espontáneamente, ya que fue el fruto de un largo proceso, cuya primera conquista estuvo representada por la aceptación del principio de la legalidad (Artículos 49, numeral 6 CRBV y 1 CPV) de los delitos y de las penas. Se ha considerado como el creador de la tipicidad al penalista alemán Ernest Von Beling, quien propuso la apotema (Dicho breve) de que no hay delito sin tipicidad y formuló la teoría de los tipos penales, la cual fue revisada y depurada por eminentes penalistas (Mayer, Mezger, Welzel, Jescheck), por lo que este elemento del delito ha ingresado definitivamente al derecho penal contemporáneo como una de las conquistas más preciadas.

De tal manera, que se ha conocido la doctrina del tipo, como tipicidad, la cual es una de las características fundamentales de la teoría del delito y que es tratada en el derecho alemán como Tabestand. Surgiendo varias definiciones sobre el Tipo Penal, así Jiménez de Asúa lo define como tipo legal expresando que es “la abstracción concreta que ha trazado el legislador, descartando los detalles innecesarios para la definición del hecho que se cataloga en la ley como delito”. (Pág. 234), Así mismo, el autor colombiano Reyes Echandía en su “Teoría del Hecho Punible”, lo precisa como tipo penal diciendo que es “… la abstracta descripción que el legislador hace de una conducta humana reprochable y punible”. (Pág. 96).

La autora, González, V. (2001), lo describe como las “… imágenes representativas que preceden lógicamente a las correspondientes figuras del delito, pero que sólo son regulativas e intelectualmente condicionantes.”.(Pág.9). Destacándose que son las conductas criminales que el Estado ha definido en atención a la facultad que le otorga el Derecho Subjetivo, para determinar cuáles actos de la vida real, son delictivas y cuáles las sanciones aplicables.

Se subraya, que sin desconocer las diferentes posiciones que debaten la noción analítica del delito como son la concepción tripartita y la bipartita, para que exista delito deben hacerse presente en el hecho de la vida real, los cinco (5) elementos del delito y dentro de éstos debe considerarse especialmente la tipicidad, a través del cual es posible determinar que el hecho criminoso debe adecuarse, subsumirse perfectamente en el tipo penal correspondiente, tal como se adecúa el concreto al encofrado, por consiguiente el Ministerio Público y los Operadores de Justicia, antes de formular la precalificación o la calificación de una conducta criminal, deberían realizar un análisis técnico-jurídico del tipo penal en estudio, para poder determinar si el hecho dañoso se adapta al delito por el cual se pretende imputar o acusar, considerando que si no hay culpabilidad no hay delito, si existe una causa de justificación no hay antijuricidad, y por supuesto no hay delito y si la conducta es atípica, es porque no existe el tipo penal en el cual adecuar esa conducta y por consiguiente no hay delito; es por lo que debe concluirse, que si no existe ninguna vinculación para relacionar la acción concreta con el delito-tipo examinado en el caso, no debe existir la punibilidad, que dicho sea, a nuestro entender no forma parte de los elementos del delito, en razón que la sanción no pertenece a la esencia del hecho, sino que es algo externo a él.


La ausencia del tipo presupone la absoluta imposibilidad de dirigir la persecución penal contra el autor de una conducta no descrita en la ley, incluso aunque sea antijurídica. Lo anterior es consecuencia de la famosa máxima “nullum crimen, nulla poena sine lege”, que técnicamente traducida constituye el principio de la legalidad, subrayándose que “no hay delito ni pena sin tipicidad”. Como se evidencia, la tipicidad tiene una importancia trascendental, pues constituye una garantía judicial, política y social de la propia libertad, base de un auténtico estado de derecho como lo proclama nuestra Carta Fundamental en los artículos 2, 26 y 49 respectivamente.


Es necesario señalar la diferencia entre el tipo penal y la tipicidad, ya que el primero de los nombrados, es la figura delictiva creada por el Estado a través de la ley penal; en cambio la tipicidad, es la adecuación del hecho de la vida real al tipo penal descrito en la ley penal. Es lo que para muchos doctrinarios el “tipo” es la descripción de una conducta delictiva desprovista de valoración, en cambio la tipicidad, es un indicio para el encuadramiento de la conducta humana infractora en el tipo penal correspondiente, de lo contrario, sino se puede subsumir esa conducta en el tabestand hay atipicidad, vale decir, existe el tipo penal pero la conducta no se adecúa a él; deduciéndose que no todo indicio de una conducta típica es indiciaria de delito, como por ejemplo las causas de justificación o el aspecto negativo de la antijuricidad : legítima defensa, estado de necesidad, ejercicio legítimo de un derecho subjetivo, cumplimiento de un deber jurídico, entre otras; y las excusas absolutorias o causas de impunidad, que son los motivos que impiden que se aplique a una persona imputable que haya ejecutado un acto típicamente antijurídico la consecuencia jurídica respectiva, bien sea, por motivos de conveniencia social, de utilidad práctica y no por motivos enteramente jurídicos, ejemplo de ello, la muerte del imputado, la amnistía, el perdón del ofendido (Siempre y cuando no constituya el hecho un delito de acción pública), o cuando el cónyuge actúa contra otro, en casos en los cuales no se permite la acción penal contra ellos (Art. 480 CPV).


CLASIFICACIÓN DE LOS TIPOS PENALES.

Cerrados o Perfectos y Abiertos o en Blanco.

Al respecto debe indicarse, que los tipos penales deben contener dos (2) elementos descriptivos de la acción delictiva como son el precepto y la sanción: El precepto, es la descripción y definición de la conducta delictiva; por lo tanto, la norma sustantiva penal debe contener todos los elementos de la estructura básica que conforman el tipo penal respectivo y la sanción, que es la pena a imponerse, es la consecuencia jurídica de la acción delictiva; es decir, al contener el tipo penal estos dos elementos, se dice que el tipo penal es cerrado o perfecto. Si falta algunos de estos elementos bien sea el precepto o la sanción, el tipo penal está incompleto, por lo que el tipo penal es imperfecto y se denomina, “tipo penal abierto o tipo penal en blanco”, y por supuesto, el operador de justicia o el intérprete debe completar el tipo penal, mediante una norma de remisión contextual o extra contextual, sin que ello signifique que el juez esté legislando al momento de aplicar un tipo penal en blanco. Vale decir, que si un hecho de la vida real presenta aspectos que lo hace subsumible en algún tipo penal y analizado éste, resulta que faltan algunos elementos del precepto, podríamos encontrarnos ante casos específicos de atipicidad, como los llama Jiménez de Asúa, no pudiendo procederse contra el autor; pero resulta que existen algunos tipos penales que están necesitados de complemento, ya que la definición del delito y la sanción se encuentran separados externamente, por lo que muchas veces el complemento está en la misma ley o se halla< c fhn en otra norma jurídica, de allí es cuando se origina la remisión contextual o extra contextual. Resaltándose que el complemento debe realizarse por el principio de la legalidad penal, a través de una ley, y no por medio de reglamentos u otros medios jurídicos.

La norma de remisión contextual de un tipo penal en blanco, se presenta, cuando hay que ir a una norma del mismo texto sustantivo penal para completar bien el precepto o bien la sanción, como por ejemplo el artículo 272 del CPV, el cual describe la figura delictiva, es decir el precepto pero no establece la sanción, por consiguiente hay que cerrar el tipo penal con una norma del mismo CPV, por ejemplo la establecida en el artículo 276 ejusdem, el cual indica la consecuencia jurídica por importar, fabricar, comerciar, poseer y portar armas que se efectúen en contravención con el CPV y la ley de Armas y Explosivos.

Y la remisión extracontextual, está referida, al envío y revisión de otra norma jurídica diferente a ley penal en análisis, para perfeccionar el tipo penal, como se indicada en el artículo 341 CPV, el cual describe las penas a aplicar por el delito de quiebra, pero no define en qué consiste “la quiebra”, por lo tanto, hay que hacer una remisión extracontextual, es decir fuera del CPV hacia el Código de Comercio en su artículo 914, para saber en qué se fundamenta la acción delictiva de quiebra. Algunos doctrinarios lo llaman también tipos penales judiciales, porque es el juez el que tiene que cerrar el tipo, dándose la impresión que el juez está legislando, por ello se dice que este procedimiento es anti-constitucional, pero esta corriente ha sido desechada.

Es preciso señalar, que algunos doctrinarios son de la postura que el complemento que se realiza por parte de los Operadores de Justicia de la ley penal en blanco, es por esencia inconstitucional e independiente de la gravedad del hecho y de la pena que se le asigne y que no puede ser dictada válidamente por el poder administrador, pues ello viola el principio de la legalidad de los delitos y de las penas, expresamente previsto en la Constitución Nacional y en la Ley Penal General.

Ante esta posición, el autor de estas notas, no comparte este criterio en su totalidad, pues mientras que este tipo penal en blanco, sea completado con otra ley por parte del juez penal, se está rigiendo por el principio de la legalidad al que se ha hecho referencia anteriormente, caso contrario, ocurre si el complemento se pretende realizar con un norma de carácter sublegal como lo estipula el artículo 12 de la Ley Penal del Ambiente (2012). Que textualmente expresa:

Cuando los tipos penales que esta Ley prevé, requieran de una disposición complementaria para la exacta determinación de la conducta punible o su resultado, ésta deberá constar en otra Ley, o en un decreto del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros y publicado en la Gaceta Oficial, sin que sea admisible un segundo reenvío. (Cursivas y subrayado propios).

La anterior norma penal, si constituye un típico ejemplo de inconstitucionalidad e ilegalidad, ya que atenta contra el “principio de la legalidad”, ya que SÓLO LA LEY DEFINE DELITOS Y ESTABLECE PENAS, por lo tanto no puede el juez penal, complementar una conducta punible que no esté definida con precisión en la ley penal sustantiva, con un reglamento o un decreto presidencial, como lo señala la norma en cuestión.

Otro ejemplo de un tipo penal en blanco de remisión extracontextual es el previsto y consagrado en el artículo 331 de la Ley de Instituciones del Sector Bancario (2010), el cual textualmente expresa:

Las personas que en el curso de un procedimiento instruido por la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario incurran en falso testimonio, serán castigados conforme a lo previsto en el Código Penal para los delitos contra la Administración de Justicia. (Cursivas y subrayado propios).

Como puede observarse del subrayado anterior, no define el legislador lo que es el falso testimonio ni la pena correspondiente, en consecuencia, hay remitirse extracontextualmente al artículo 242 del CPV., para poder entender la descripción del delito señalado y la consecuencia jurídica que corresponde. Consideración especial requiere si efectivamente las deposiciones que se efectúen en un procedimiento administrativo bancario constituye legalmente falso testimonio, porque como lo explica la ley sustantiva penal antes referida, este delito se comete sólo cuando por “…ante la autoridad judicial, afirme lo falso o niegue lo cierto o calle, total o parcialmente, lo que sepa con relación a los hechos sobre los cuales es interrogado…”.

1.- ESTRUCTURA BÁSICA DE LOS TIPOS PENALES.

Antes de entrar a analizar esta armazón de los tipos penales, es necesario diferenciar el significado del concepto y de la definición. El concepto: es el pensamiento exteriorizado y manifestado con palabras, es la expresión intelectual externa sobre una cosa o idea. Mientras que la definición, es la descripción, la explicación clara, exacta, concisa y precisa de una cosa o de una idea, exponiendo sus caracteres genéricos y diferenciales, dando a conocer su naturaleza.

Pues bien, el legislador por intermedio de la definición de las conductas delictivas le es posible precisar que determinada acción por parte del sujeto activo, constituye una conducta criminal y sancionable, y esto se realiza a través de los tipos penales; los cuales, primero deben estar concretados y previstos en la ley penal y luego para establecer esa definición, necesariamente se apoya en una armazón, en una constitución elemental, en una organización principal y primordial que explique el significado, de esas conductas criminales delictivas y sancionables. Y esa armazón u organización, lo componen
  1   2   3   4   5

Similar:

Tipos penales prólogo iconMedidas penales

Tipos penales prólogo iconTesis penales agosto 2010 Registro No

Tipos penales prólogo iconCÓdigo de procedimientos penales para el estado de baja california sur

Tipos penales prólogo iconCÓdigo de procedimientos penales para el estado de baja california sur

Tipos penales prólogo iconPRÓlogo 1

Tipos penales prólogo iconPrólogo

Tipos penales prólogo iconPrólogo

Tipos penales prólogo iconPrólogo

Tipos penales prólogo iconPrologo

Tipos penales prólogo iconPRÓlogo

Coloca este botón en su sitio:
esdocs.org


La base de datos está protegida por derechos de autor ©esdocs.org 2014
enviar mensaje
esdocs.org
Página principal