Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos




Descargar 76.07 Kb.
TítuloTema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos
Fecha de conversión18.02.2013
Tamaño76.07 Kb.
TipoDocuments



Tema 9

MÉTODOS NATURALES Y

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS






¡Glorificad a Dios con vuestro cuerpo!”.

( 1ª Cor 6, 13c-15a. 17-20 ).




TEMA 9: MÉTODOS NATURALES Y

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS.


1. INTRODUCCIÓN


Si en el tema anterior hemos afrontado la denominada “Etica de la decisión”, ahora en este capítulo nos adentraremos en un segundo momento ético muy importante, que atañe a saber recurrir a aquellos métodos naturales lícitos que la Iglesia acepta, tanto si debemos procurar tener un hijo más, como si no debemos. Es la “Etica de la ejecución”.



  1. LOS MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO DE LA FERTILIDAD



Engloban a todos los llamados métodos de regulación natural de la fertilidad. A priori, se piensa que todos son iguales al método Ogino y que no sirven para nada cuando, por razones serias, se pretende evitar el embarazo. Esto no tiene nada que ver con el momento actual de las investigaciones en los métodos naturales; y es lo que vamos a tratar en este tema.


Sería maravilloso que las nuevas familias cristianas estuvieran preparadas no sólo para vivir responsablemente su paternidad y maternidad en el momento de decidir el método más adecuado cuando no deben tener un hijo, sino también para educar a sus hijos en este campo (cf. HV 21 y FC 33). Tristemente la educación sexual se está propiciando desde los colegios, y en muchos casos al margen de los padres y con un enfoque muy reductivo: cómo evitar un embarazo. La educación sexual debe impartise principal y fundamentalmente desde el ámbito familiar, ofreciendo no sólo la información que los hijos demandan en cada etapa de su vida, sino desde una formación integral de la persona, una visión cristiana del hombre y de la existencia, que propicie la adquisición de la virtud de la castidad y favorezca el desarrollo integral de la personalidad de cada hijo.


No podemos ignorar que una educación distorsionada de la sexualidad lleva a un desequilibrio personal y afecta directamente a la capacidad de amar y a la entrega de la persona en el matrimonio; muchas veces sin darnos cuenta, estamos incapacitando a nuestros hijos para el amor, que es lo único que puede hacer feliz a la persona en este mundo: dar y recibir amor. Quizás muchos de los fracasos matrimoniales de nuestros días hay que situarlos como consecuencia de una visión desenfocada de la sexualidad.

Si los padres y madres pudieran explicar a sus hijas el reconocimiento de su propia fertilidad, la anticoncepción frente a ellas tendría poco que hacer. Es una forma de vida distinta que completa a la educación en la castidad.


A continuación vamos a exponer de modo muy elemental los métodos naturales y los métodos anticonceptivos, con el fin de invitar a los novios a que cuando en su vida matrimonial se planteen el tema, no se precipiten al tomar una decisión; y sobre todo, para poder romper la mentalidad tan extendida de que los métodos anticonceptivos no fallan nunca y los métodos naturales fallan siempre. Es necesario que conozcan la verdad plena para que su decisión nunca tenga que lamentar los perjuicios que pueden ocasionarles los métodos anticonceptivos, que con el fin de resolver el problema del nacimiento de un nuevo hijo, dañaría su relación afectiva y amorosa para siempre.



  1. LOS MÉTODOS NATURALES



Todos los métodos naturales se fundan en la licitud objetiva del recurso, por razones justificadas, a la abstinencia periódica que, fundamentalmente consiste en expresar el amor conyugal mediante la realización del acto sexual en los períodos infértiles o agenésicos de la mujer y abstenerse de los mismos en los períodos fecundos del ciclo femenino, recurriendo a otros gestos lícitos para manifestarse dicho amor (cf. HV 16; 21).


Los métodos naturales ayudan a conocer y respetar la distinción entre períodos fértiles e infértiles, en orden, tanto a poner las condiciones que de los esposos se requieren para aumentar el número de hijos, como para no ponerlas, cuando hay razones graves que lo justifican.


El método del ritmo




Es históricamente la primera forma de regulación natural. Ogino y Knauss descubrieron que la ovulación de la mujer se producía en la mitad del ciclo, que es el período fértil. Por medio del calendario y de cálculos matemáticos se pueden fijar los días probablemente fecundos. Es un método que puede ser útil en mujeres muy regulares. Sus inconvenientes nacen de que las mujeres no son habitualmente regulares y no hay ningún parámetro para indicar que la ovulación se haya producido.


El método de la temperatura basal




Una serie de científicos, en distintas partes del mundo, observaron cómo inmediatamente después de producirse la ovulación, la temperatura basal de la mujer ascendía unas décimas de grado. Tenemos, pues, un dato objetivo de que se ha producido la ovulación. La mujer será infértil desde la subida de temperatura hasta la próxima menstruación; una vez producida la ovulación no se vuelve a producir otra en todo el ciclo. No existen las ovulaciones espontáneas.


Uno de los problemas que plantea esta forma de regulación es la incomodidad de tomarse la temperatura todos los días. Un inconveniente es que no tenemos ningún parámetro para la fase preovulatoria que nos indique la infertilidad. Lo que se hace es combinar la primera fase (preovulatoria) con el método del ritmo.


El método de la ovulación o Billings




Con estas dos formas anteriormente explicadas de regulación natural no se pueden resolver los problemas de muchos matrimonios que tienen dificultades para vivir la paternidad responsable.


Los doctores Billings, conscientes del problema, buscaron algún síntoma que diagnosticara la fertilidad y la infertilidad. Preguntando a muchas mujeres descubrieron la presencia de una secreción mucosa procedente del cuello del útero que indica fielmente el periodo fértil de la mujer. Las mujeres, desde que comienza la pubertad, se familiarizan con la presencia de moco o flujo que recogen del introito vaginal sin ningún tipo de manipulación interna; lo que aporta el método, como tal, es la interpretación de dicho síntoma.


En un ciclo menstrual podemos diferenciar varios periodos: la menstruación, unos días sin ningún tipo de secreción mucosa y sensación de sequedad (fase infértil preovulatoria), otros días con presencia de moco que va variando de día en día, en consistencia y aspecto, y además hay una sensación de humedad (fase fértil); acabada la evolución de moco, habrá un cambio brusco: ausencia de flujo y sensación de sequedad, que durará aproximadamente dos semanas antes de la siguiente menstruación (fase infértil postovulatoria).


Este síntoma es fácilmente identificable por las mujeres. Con una monitora, se pueden conocer todas las variaciones que pueden sufrir los ciclos durante la vida reproductiva. Podemos comprobar que es un gran avance en el conocimiento de la fisiología femenina y ayuda a cualquier mujer a autoconocerse.


En nuestra Diócesis se imparten cursos de aprendizaje de este método por monitores titulados. El método Billings no debe aprenderse nunca directamente por medio de libros. El aprendizaje ha de ser individualizado, porque la fisiología de cada mujer tiene sus particularidades. Cuando una pareja de novios, o un matrimonio decide aprender este método, es imprescindible que acudan juntos, pues aunque fundamentalmente el aprendizaje afecta a la fisiología de la mujer, la paternidad y maternidad responsable es cosa de los dos.


El porcentaje de fiabilidad de este método es del 98.5 % en nuestro pais, llegando al 99 % en otros paises como la India. El método, no sólo sirve para evitar un embarazo, sino también para poder tener hijos. Favorece el diálogo sexual entre los cónyuges y el respeto a la integridad de la otra persona.

El nuevo método sintotérmico




Se basa en la combinación del método de la temperatura basal y de las observaciones del moco cervical, como hemos explicado anteriormente. Hemos mencionado, al hablar de la temperatura, las dificultades que ésta, por sí sola, tiene para detectar el periodo infértil preovulatorio; en determinadas parejas se les invita a hacer también las observaciones del moco y a guiarse de ambos datos para definir la fase fértil e infértil del ciclo. En algunos casos se combina con palpación del cuello del útero.


Los métodos sobre cristalización de la saliva




Son métodos que aun están en estudio. Se ha comprobado que durante los días fértiles la saliva cristaliza en forma de hojas de helecho. Aporta un dato más para detectar la fertilidad; pero, cuando de lo que se trata es de la infertilidad, pueden aparecer falsos positivos.


4. LA ENSEÑANZA DE LOS METODOS NATURALES


En la “Familiaris consortio” decia Juan Pablo II: “Conviene hacer lo posible para que semejante conocimiento (de los ritmos de la fecundidad) se haga accesible a todos los esposos, y ante todo a las personas jovenes, mediante una información y una educación clara, oportuna y seria, por parte de parejas, medicos y expertos” (FC 33).


¿A quién compete esta tarea? A aquellos que sean capaces de presentarla con la integridad que exige el tema. Una función muy importante la cumplen las “instructoras” de estos métodos y los médicos que sirven de apoyo. Pero es fundamental recordar, que estos métodos no se reducen un una “técnica” de dominio biológico sobre la propia capacidad reproductiva. Forman parte de la “educación del amor” de los cónyuges. Sólo alcanzan su fin dentro de un marco ético y dentro de una línea de conducta que engloba las dimensiones afectivas, psicológicas y espirituales de los esposos.


De este modo, la enseñanza correcta de estos métodos exige que sean enmarcados en una visión antopológica y espiritual precisa. No basta, pues, con enseñar las técnicas de “diagnóstico” de la fertilidad/infertilidad; es necesario hablarles a los esposos del fundamento antropológico que hace de base (adaptándose a la cultura y educación de cada pareja), dándoles los principales elementos para la educación en las virtudes y en la ascésis cotidiana (porque habrán de adquirir, si no la tienen, o perfeccionar si ya la tienen, la virtud de la castidad), y si son católicos hay que educarlos en el constante recurso a la gracia y al uso frecuente de los sacramenteos de la Penitencia y de la Eucaristía, así como de la oración conyugal.


En efecto, no se trata sólo de una cuestión biológica y psicológica, sino de toda una concepción y práctica de vida, radicada en la Palabra de Dios, que ilumina sobre la naturaleza y sobre el destino del hombre, y por eso fundamentada en la perspectiva la eternidad. Esto supone que muchas veces no puede darse una visión acabada si no se cuenta con la asistencia espiritual de la Iglesia.


Además, de aquí se desprende que al enseñar estos métodos nunca se deben silenciar sus aspectos antropológicos y morales, a riesgo de hacer una presentación incompleta y, por ende, fácilmente falseable. Cuando la persona capacitada técnicamente no se sienta capaz de dar razón de estas dimensiones éticas y espirituales, debe saber manifestar que está sólo dando un aspecto –no siempre el más importante- de estos métodos y, en la medida de las posibilidades, debería derivar a quien pueda completar la instrucción.


Esta enseñanza es, pues, un acto propiamente “educativo” de la personalidad y catequético, en cuando al enseñar los métodos naturales se debe hacer referencia al Plan amoroso de Dios Creador y Redentor del hombre. La presentación de los aspéctos antropológicos y espirituales es esencial para que ambos esposos comprendan realmente lo que significan los métodos naturales y para que, si deben recurrir a ellos en alguna oportunidad de la vida, los usen de modo virtuoso. Creo, sinceramente, que muchos esposos que teniendo serios problemas para espaciar los nacimientos lo hacen recurriendo a la anticoncepción, estarían mejor dispuestos a conducirse por esta vía moralmente auténtica si se les presentase en una visión más adecuada y completa.


5. LOS MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS


En primer lugar señalar que no responden a la exigencia moral cristiana: no respetan los ritmos naturales, los alteran; y tampoco respetan la naturaleza del acto sexual: los aspectos unitivo y procreativo del acto sexual; al contrario, los separan arbitrariamente.


Hacemos una breve enumeración; todos tienen un alto número de efectos secundarios; y en contra de lo que habitualmente cree la gente de que son infalibles, en honor a la verdad hay que decir que todos fallan en un porcentaje mayor o menor dependiendo del método, de las circunstancias y de las propias personas que recurren a ellos.


Es conveniente decir también que, en la gran mayoría de los métodos anticonceptivos, se esconden intereses económicos de gran magnitud. Los preservativos, los espermicidas, los diafragmas y las innumerables pastillas anticonceptivas y abortivas que se encuentran en el mercado mueven cantidades económicas insospechadas, y que en torno a ellos hay muchos intereses creados.


Métodos de barrera


a) Métodos físicos: Interrupción del coito. Se trata del método más antiguo que consiste en interrumpir el coito, de tal forma que no se realiza el acto sexual completo, pruduciendo insatisfacción en los esposos. Conocido también por Onanismo, y vulgarmente, por “la marcha atrás”. No es acorde con la ley moral natural. La entrega total de la persona en cuerpo y alma, expresada en el acto sexual, queda frustrada por la interrupción del acto sexual y el derramamiento del esperma fuera de la vagina de la mujer con la intención de evitar un embarazo.


b) Métodos mecánicos: Preservativo. Diafragma vaginal. Ambos actúan de forma mecánica, impidiendo que pueda darse el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide.


c) Métodos químicos: Sustancias espermicidas. Destruyen a los espermatozoides depositados en la vagina después de hacer el acto sexual.


Anticonceptivos hormonales. Son hormonas que, dadas en grandes dosis, impiden que se produzca la ovulación. El más difundido es la píldora de progesterona. Actúan además a otros niveles, de tal forma que haya muchos factores para impedir el embarazo. Algunos de ellos son también abortivos, cuando al fallar su primer efecto de impedir la ovulación, entonces impiden la anidación del embrión en las paredes internas del útero. Tienen muchas contraindicaciones y efectos secundarios. En muchos casos se están utilizando mal, pues no siempre se toman bajo prescripción médica, ni previo análisis de sangre, ni se interrumpe el tratamiento periódicamente como está prescrito.


Esterilizaciones




Ligadura de trompas. Es la operación de la mujer en la cual bloquean las trompas para que no pasen los espermatozoides, impidiendo la fecundación del óvulo.


Vasectomía. Ligadura de conductos deferentes en el varón para impedir la salida de espermatozoides.


Ambos métodos conllevan una mutilación en la persona, que queda despojada de su fertilidad para siempre. El organismo del hombre continúa produciendo expermatozoides y el de la mujer óvulos, que son reabsorvidos por el propio organismo. No hay estudios serios para poder afirmar la repercusión física que esto puede tener en el organismo; pero sí es conveniente advertir de los riesgos psicológicos que ocasionan: posibles problemas de impotencia en el hombre al no ser ya fértil; de depresiones y celos en la mujer, que cree que su marido le es infiel, aunque no sea cierto, porque ya no es fértil.


Métodos abortivos


Dispositivos intrauterinos: (D.I.U) Son pequeños instrumentos que, introducidos en el interior del útero, ocupan el sitio donde se produce la anidación. Son, pues, abortivos. Estos intrumentos son de fabricación americana fundamentalmente, poco empleado por ellos, pero muy extendido en Europa. No deja de ser un elemento extraño al organismo de la mujer, que puede producir infecciones graves en sus órganos genitales internos. Falla y se ocultan datos en clínicas médicas de fetos que han nacido muertos y que son destinados como material genético en la producción de cosméticos.


Píldora RU.486. Desgraciadamente es necesario hacer mención a ella debido a su reciente aprobación en el Congreso de los Diputados de nuestro país. Actuaría, en el caso de que hay un embarazo, en el primer periodo de gestación, en un plazo no superior a 48 días, siendo tóxico para el niño y provocando un aborto prematuro que, al ser de tampoco tiempo, se eliminaría con la menstruación. Se silencian en muchos casos los efectos secundarios que pueda tener esta píldora sobre la madre.


Aborto provocado. Es lamentable que, cada día más, al asesinato de un hijo se le considere método anticonceptivo.


Cualquier método de los que hemos dicho, que pueden actuar como abortivos, su única misión es impedir que nazca un niño que ya existe y que está en sus primeras fases de crecimiento, tengan dos días o tres meses. Conviene advertir a los novios de los riesgos de todos estos métodos; y cómo nunca deben precipitarse en caso de una vasectomía o ligadura de trompas, ni mucho menos en caso de un embarazo no deseado recurrir al aborto provocado. Lejos de solucionar su situación se perjudicarán para siempre.


Frecuentemente se argumenta que, descartando el aborto y la esterilización, entonces, sería lícito en la mayoría de los casos el recurso a los métodos anticonceptivos. Lejos de ser acertada, esta propuesta constituye un grave error, porque la píldora y otros métodos artificiales han hecho posible el aborto. Tal y como afirma la Encíclica Evangelium Vitae, se trata de dos ramas de un mismo árbol (EV 13). Es cuestión de tiempo, porque la lógica que en todo este proceso de mayor eficacia técnica subyace es el mismo y conlleva, aunque los esposos por supuesto así no lo deseen en su intención personal, una voluntad contra la vida.


Ojalá que las generaciones venideras sean todas profundamente amantes de la vida, capaces de generar la civilización del amor y la cultura de la vida. “Un testimonio precioso puede y debe ser dado por aquellos esposos que, mediante el compromiso común de la continencia periódica, han llegado a una responsabilidad personal más madura ante el amor y la vida. Como escribía Pablo VI, “a ellos ha confiado el Señor la misión de hacer visible ante los hombres la santidad y la suavidad de la ley que une el amor mutuo de los esposos con su cooperación al amor de Dios, autor de la vida humana” (FC 35; cf. HV 25).


PARA EL DIÁLOGO DE GRUPO



  1. Realizar un análisis de los métodos de regulación de la natalidad más utilizados en nuestra sociedad.




  1. ¿Qué ventajas e inconvenientes véis en los métodos de regulación de la fertilidad?




  1. ¿Qué ventajas e inconvenientes véis en los métodos anticonceptivos?




  1. ¿Creéis que es posible vivir la continencia periódica? ¿Os habéis planteado aprender un método natural de cara a vuestro matrimonio?






¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?”.

(Rm 8, 31b-35. 37-39).
MÉTODOS NATURALES Y
MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS



Cuando hay graves problemas, la decisión responsable de no engendrar un nuevo hijo obliga al matrimonio a optar por un método de regulación de la fertilidad que respete la naturaleza del acto sexual, es decir, su doble significado inseparable: el significado unitivo y procreativo; como creyentes debéis respetar las leyes inscritas por Dios en la naturaleza humana para transmitir la vida.


Vivimos en un mundo que con facilidad decide ante la posibilidad de un embarazo el uso de los métodos anticonceptivos e incluso abortivos.


¡NO LO OLVIDÉIS! La decisión de utilizar un método natural no es sólo una cuestión de técnica, sino que se fundamenta en una visión del ser humano, en una norma moral y en una espiritualidad concreta: ¡Sólo Dios es el dueño de la vida, vosotros colaboráis con él!



  1. Realizar un análisis de los métodos de regulación de la natalidad más utilizados en nuestra sociedad.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


  1. ¿Qué ventajas e inconvenientes veis en los métodos naturales de regulación de la fertilidad?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


  1. ¿Qué ventajas e inconvenientes veis en los métodos anticonceptivos?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


  1. ¿Creéis que es posible vivir la continencia periódica? ¿Os habéis planteado aprender un método natural de cara a vuestro matrimonio?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

______________________________________________________________


EVALUACIÓN DE CONTENIDOS

Métodos naturales y métodos anticonceptivos



Nota: Señalar con un círculo si la frase es verdadera o falsa.



1. Los métodos naturales no sirven para nada cuando se trata de evitar un embarazo. V ó F


2. La educación sexual debe ser impartida fundamentalmente desde el ámbito familiar. V ó F


3. Una educación distorsionada de la sexualidad lleva a un desequilibrio personal en la capacidad de amar y de la entrega en el matrimonio. V ó F


4. Los métodos anticonceptivos no fallan nunca. V ó F


5. El método sintotérmico se basa en la combinación de la temperatura basal y de la observación del moco cervical. V ó F


6. El método Billings no debe aprenderse nunca por medio de libros, sino con monitores titulados y de modo individualizado. V ó F


7. En los métodos naturales lo importante es enseñar las técnicas de diagnóstico de la fertilidad e infertilidad. V ó F


8. Al enseñar los métodos naturales no se deben silenciar sus aspectos antropológicos, espirituales y morales. V ó F


9. Los métodos anticonceptivos no respetan los ritmos naturales y separan los aspectos unitivo y procreativo del acto sexual. V ó F


10. En la gran mayoría de los métodos anticonceptivos se esconden intereses económicos de gran magnitud. V ó F


11. Los anticonceptivos hormonales impiden sólo la ovulación, por eso no pueden ser abortivos. V ó F


12. La ligadura de trompas y la vasectomía conllevan una mutilación en la persona que queda despojada de su fertilidad. V ó F


13. La pastilla RU 486 es tomada por la mujer cuando todavía no está embarazada con el fin de evitar un embarazo. V ó F


14. El aborto provocado no es un método anticonceptivo, sino el homicidio de un ser humano inocente. V ó F


15. El Coito interrumpido no es un método natural, porque niega la entrega total de la persona en el acto sexual. V ó

F

TEMAS DE CONSULTA:

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

_

Añadir documento a tu blog o sitio web

Similar:

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconMétodos Naturales para la Anticoncepción

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconCurso : Inteligencia Artificial tema : Métodos de búsqueda informados

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconMetodos analiticos de los factores mesologicos de la vegetacion tema 2 factores hídricos, bioclimaticos y edafológicos

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconMétodos Cuantitativos

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconMÉtodos numéricos

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconExamen metodos de investigación I

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconMétodos de las tecnologías

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconVersióN: 0 validación de metodos

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconCapitulo 3: Modelos y métodos

Tema 9 MÉtodos naturales y métodos anticonceptivos iconCapitulo 3: Modelos y métodos

Coloca este botón en su sitio:
es.convdocs.org


La base de datos está protegida por derechos de autor ©es.convdocs.org 2012
enviar mensaje
es.convdocs.org
Página principal