Reparacion de la fractura




Descargar 0.9 Mb.
TítuloReparacion de la fractura
Página30/50
Fecha de conversión12.01.2013
Tamaño0.9 Mb.
TipoDocuments
1   ...   26   27   28   29   30   31   32   33   ...   50

USOS Y CLASIFICACIÓN DE LOS TORNILLOS



Existen tornillos con diferentes diseños de la cabeza, el cuerpo, el núcleo y la cuerda, Tales diseños son debidos a la existencia de dos tipos diferentes de estructuras óseas, la cortical y la esponjosa, con base en esto, se han desarrollado los tornillos para hueso cortical y los tornillos para hueso esponjoso con la finalidad de lograr un sostén óptimo y poderoso en el hueso (Figura 53).


TORNILLOS PARA HUESO ESPONJOSO.



Los tornillos para hueso esponjoso tienen un núcleo delgado y la cuerda es profunda (Figura 54) con el fin de tener mayor superficie de contacto con el hueso esponjoso y así aumentar el poder de sostén del tornillo.


Existen dos tipos de estos tornillos, uno con cuerda completa y otro que tiene una porcion sin cuerda llamada cuerpo. Existen en diferentes longitudes y por su diseño, tienen un poder de sostén muy bajo en el hueso cortical, otro de sus inconvenientes es que al tratar de retirarlos, pueden causar problemas si no son de cuerda completa y producir la ruptura del tornillo, esto es debido a la acumulación de hueso sólido al rededor del cuerpo del tornillo

b. El tornillo se romperá en la unión de la cabeza con el cuerpo, siendo lo más común la deformación del orificio de la cabeza por la fuerza aplicada con el desarmador.


TORNILLOS PARA HUESO CORTICAL



Estos tornillos fueron diseñados para ser usados donde el hueso cortical predomina. La cuerda de este tipo de tornillo no es tan profunda como la de los tornillos para hueso esponjoso y siempre la presentará en todo lo largo (Figura 53).


FIJACIÓN DE LOS TORNILLOS



Para aplicar un tornillo en el hueso, es indispensable seguir esta secuencia:


1. Hacer el orificio con el taladro (taladrar).

2. Avellanar la superficie ósea (avellanar).

3. Medir la profundidad del orificio.

4. Hacer la cuerda en el hueso (machuelear).

5. Insertar el tornillo.

6. Ajustar el tornillo.


Recordando que en cualquiera de estos pasos, es posible cometer errores técnicos que pueden acarrear una compresión insuficiente o que el implante se afloje con la subsecuente perdida del mismo.


El uso del taladro.



Para hacer el orificio de cuerda, la broca será del mismo diámetro del núcleo del tornillo (Figura 55) y en caso que se necesite un orificio por donde deslice libremente, la broca deberá tener el mismo diámetro de la cuerda del tornillo


La broca deberá ser usada con su respectiva guía para obtener la exactitud en la perforación y prevenir que la broca resbale sobre la superficie convexa del hueso,


Una broca despuntada nunca deberá de ser usada pues incrementa la fricción entre el metal y el hueso produciéndose calor y necrosis ósea, el cirujano al conocer esto debe tratar de compensar el filo inadecuado de la broca incrementando la presión durante el taladrado, pero no en exceso pues la broca se doblará y así aumentará el diámetro del orificio lo que traerá como consecuencia una disminución del poder de sostén del tornillo.


Otra de las recomendaciones para un buen uso del taladro es cuando la broca esté próxima a la superficie externa de la corteza distal, la velocidad del taladro deberá ser disminuida para evitar una ruptura del hueso cortical además de evitar daño a los tejidos blandos adyacentes. Siempre que se haga una perforación, es conveniente irrigar la broca y el orificio con solución de Ringer, una vez hecho el orificio se deberán retirar las películas de hueso del surco de la broca para proceder a hacer otra perforación.


El uso del avellanador.



La corteza es escariada usando el avellanador con el objeto de incrementar el área de contacto entre la cabeza del tornillo y el hueso, lo anterior se hace para evitar microfracturas de la superficie cortical al comprimir el tornillo contra el hueso, siendo dificil de lograr en perros de razas muy pequeñas jóvenes y en gatos, debido a que la corteza es muy delgada y se romperá a la fijación del tornillo, ocurriendo lo mismo cuando el área avellanada sea muy profunda.


El avellanado no debe hacerse en áreas donde el hueso sea esponjoso, pues la corteza es muy delgada y el hueso es suave, en este caso es recomendable el uso de arandelas para distribuir la fuerza que ejerce la cabeza del tornillo sobre la superficie ósea en un área mayor

El avellanado se hace antes de medir la profundidad del orificio .


Medición de la profundidad del orificio.



Para conocer la longitud del tornillo requerida se utiliza un medidor de profundidad que tiene una escala la cual dará en milímetros la longitud exacta del tornillo que se utilizará (Figura 47a), y si en el orificio se inserta un tornillo con efecto de compresión interfragmentaria o un tornillo de fuerza en una placa de compresión dinámica (PCD), la longitud del tomillo será de 2 a 3 mm más largo que lo indicado por el medidor de profundidad

El uso del machuelo.



El machuelo usado adecuadamente, corta, limpia y da la forma precisa a la cuerda del hueso, con esto se obtiene un máximo contacto entre el hueso y la cuerda del tornillo. Los tornillos para hueso cortical nunca deberán usarse sin hacer un machueleado en todo el orificio del hueso y en los de hueso esponjoso la cuerda deberá ser cortada solamente en la corteza delgada que cubre el hueso esponjoso con el fin de guiar el tornillo correctamente.


Es bueno tener en mente que cada diámetro de tornillo requiere del diámetro apropiado de machuelo, además que este siempre deberá ser usado con una guía para proteger los tejidos blandos y mantenerlo alineado en la dirección correcta para insertarlo, esto es especialmente necesario en huesos con corteza delgada y una gran cavidad medular ya que si el machuelo se desplaza fuera del eje longitudinal del orificio, existirá gran dificultad para encontrar el orificio de la corteza distal, en tales casos, un giro continuo destruirá la cuerda hecha en la corteza distal


La cuerda es hecha con un movimiento en dirección de las manecillas del reloj y cuando el hueso es de corteza gruesa y densa se recomienda una vuelta en dirección de las manecillas del reloj y un cuarto de vuelta en sentido contrario a las manecillas del reloj*, esto es con el fin de limpiar los restos del hueso de la cuerda del machuelo y acumularlos en los surcos longitudinales del citado instrumento.


Cuando la cuerda del hueso se rompe, lo más probable es que se deba a la aplicación de una fuerza excesiva o a la falta de apreciación de la calidad del hueso. Esta situación se corrige usando un tornillo más grueso o una tuerca, esta última tiene la gran desventaja que demanda exteriorizar la corteza opuesta. Una mejor solución es hacer un nuevo orificio a un lado del original.


El machuelo es introducido hasta que la punta salga de 2 a 3 mm por la corteza distal, el cirujano debe estar seguro de esto cuando siente un decremento en la resistencia a la rotación o por la profundidad del orificio que se mide en el machuelo antes de su inserción. El machuelo se retira por rotación en dirección contraria a las manecillas del reloj teniendo cuidado de no alterar la dirección ya que esto dañaría la cuerda recién hecha en el hueso.


Como se puede ver, el uso del machuelo requiere de un empleo delicado del mismo, por esto se recomienda seguir todos los pasos de forma manual y sin ayuda de un taladro.


La introducción de los tornillos.



Los tornillos deberán ser introducidos cuidadosamente en la misma dirección del orificio taladrado y machuelado. De otra forma la cuerda de la corteza proximal se romperá

El tornillo deberá ajustarse para dar una adecuada compresión, pero no demasiado pues la cuerda se puede romper.


Al fijar una placa, los tornillos deberán ser asentados propiamente y luego se ajustarán hasta que el hueso lo permita, teniendo en mente que la diferencia entre la fuerza requerida para ajustar el tornillo y la requerida para romper el hueso es mínima.


1   ...   26   27   28   29   30   31   32   33   ...   50

Similar:

Reparacion de la fractura iconAmor y reparación en la educación 24/09/12

Reparacion de la fractura iconAccion de reparacion directa

Reparacion de la fractura iconAcción de reparación directa

Reparacion de la fractura iconAmor y reparación en la educación 01/10/12

Reparacion de la fractura icon1/10/12 "Amor y Reparación en la educación" ¿Qué es un podcast?

Reparacion de la fractura iconReparación de todo tipo de ordenadores de sobremesa y portátiles. Servicio a domicilio

Reparacion de la fractura iconAdjudicación de menor cuantía nº 372-cep-c/mml servicio de mantenimiento y reparación de máquinas menores

Reparacion de la fractura iconLa ue invierte 18 millones de euros más en el futuro Internet móvil de muy alta velocidad
«fractura digital» entre las zonas rurales y las urbanas. A finales de 2008, el 23 de la población rural de la ue aún no podía suscribirse...

Reparacion de la fractura iconVistas estas actuaciones relacionadas con la Licitación Abreviada Y24064, para el servicio de mantenimiento y reparación a vehículos, solicitada por la Gerencia

Reparacion de la fractura iconAcción de reparación directa-deceso producido en accidente aéreo por fallas en aeródromo de la Fuerza Aérea acción de nulidad

Coloca este botón en su sitio:
es.convdocs.org


La base de datos está protegida por derechos de autor ©es.convdocs.org 2012
enviar mensaje
es.convdocs.org
Página principal