Medios de pruebas: Promoción y evacuación




Descargar 84.64 Kb.
TítuloMedios de pruebas: Promoción y evacuación
Página3/3
Fecha de conversión25.12.2012
Tamaño84.64 Kb.
TipoDocuments
1   2   3


Del auto de admisión, bien porque admita o niegue la admisión de pruebas tiene apelación, al cual e oye a un solo efecto. Podrá apelar quien haya hecho oposición, cuando hayan sido admitidas las pruebas impugnadas, o a quien se les haya negado.


En el caso que haya silencio, es decir, que el juez no se pronuncie por la admisión puede entenderse como denegación de justicia lo cual esta previsto en el articulo 19, en cuyo caso las partes están facultados para acudir al Superior (articulo 399 CPC). Si el juez silencia el pronunciamiento sobre alguna de las pruebas propuestas, no debe presumirse que hayan sido admitidas. En estos casos queda el recurso de apelación a favor de la parte agraviada, tal como se dispone en el artículo 402 del Código de Procedimiento Civil.


En el procedimiento oral tenemos la audiencia preliminar contemplada en el artículo 868 CPC, segundo aparte que dice:


“…Verificada oportunamente la contestación y subsanadas o decididas las cuestiones previas que el demandado hubiere propuesto, el Tribunal fijará uno de los cinco días siguientes y la hora para que tenga lugar la audiencia preliminar en la cual cada parte deberá expresar si conviene en alguno o algunos de los hechos que trata de probar la contraparte, determinándolos con claridad; aquellos que consideren admitidos o probados con las pruebas aportadas con la demanda y la contestación; las pruebas que consideren superfluas o impertinentes, o dilatorias y las que se proponen aportar en el lapso probatorio y cualesquiera otras observaciones que contribuyan a la fijación de los límites de la controversia. De esta audiencia se levantará acta y se agregarán a ella los escritos que hayan presentado las partes….”


Puede observarse que en la audiencia preliminar hay una especie de decantación del proceso sobre los hechos y las pruebas, cuestión prevista en el procedimiento escrito pero que no se cumple, lo que permite una mas rápida y concreta tramitación. De esto se deriva que el juez, con la base a esa frase de depuración, fija los hechos y limites de la controversia.


Evacuación de la prueba


El concepto de evacuación de la prueba es equivalente al concepto de práctica de la prueba. No debe confundírsele con el termino “recepción” de la prueba. La recepción es, si se cumplen los requisitos de ley, la orden de agregación al expediente. Sobre este aspecto hay que prestar atención, porque de acuerdo a la agregación en la causa, como en el caso de los documentos escritos comienzan a correr lapsos preclusivos, por ejemplo, los instrumentos privados conforme lo indica el articulo 444 del Código de Procedimiento Civil. En tanto que, practica de la prueba es el procedimiento para formar el medio probatorio, por ejemplo, realización de la inspección judicial o deposición de testigos.


Parece adecuado la definición que sobre practica de la prueba da DEVIS ECHANDIA que dice: “Son los actos procesales para que los diversos medios concretos aducidos o decretados de oficio se ejecuten en el proceso”. La evacuación o practica de la prueba no es un acto simple, esta integrado por diversos actos, los cuales son algunos comunes a todos los medio y otros específicos a cada medio en particular.


Requisitos:


Esta fase probatoria tiene igualmente sus requisitos intrínsecos y extrínsecos. Son requisitos intrínsecos: la licitud de la prueba, la formalidad adecuada, posibilidad de realizar; son extrínsecos los relativos a su admisión, esto es, que la prueba haya sido admitida; los de oportunidad procesal, o sea, que este dentro del lapso de evacuación; competencia de la autoridad que la admite y en caso que se comisione para ejecutarla que esa autoridad tenga competencia; legitimación de la parte que la realiza y de la parte que intervenga; que satisfaga los principios del debido proceso.


Lapso de evacuación.


En nuestro código de Procedimiento Civil la evacuación de la prueba en lo específico del lapso y la manera de computarse se establece en el artículo 400, que dispone:


Artículo 400. Admitidas las pruebas, o dadas por admitidas conforme a los artículos precedentes, comenzarán a computarse los treinta días destinados a la evacuación; pero si hubieren de practicarse algunas mediante comisión dada a otro tribunal, se hará el cómputo del lapso de evacuación del siguiente modo:


1. Si las pruebas hubieren de practicarse en el lugar del juicio, se contarán primero los días transcurridos en el Tribunal después del auto de admisión hasta la salida del despacho para el Juez comisionado exclusive, y lo que falta del lapso, por los días que transcurran en el Tribunal comisionado, a partir del día siguiente al recibo de la comisión.


2. Si las pruebas hubieren de evacuarse fuera del lugar del juicio, se contarán a partir del auto de admisión: primero el término de la distancia concedido para la ida; a continuación, los días del lapso de evacuación que transcurran en el Tribunal comisionado, a partir del día siguiente al vencimiento del término de la distancia, de lo cual dejará constancia el comisionado; y finalmente, el término de la distancia de vuelta. No se entregarán en ningún caso a las partes interesadas los despachos de pruebas para los jueces comisionados. Si las comisiones no fueren libradas por falta de gestión del interesado, el lapso de evacuación se computará por los días que transcurran en el Tribunal de la causa.


El lapso de evacuación empieza a correr a partir del auto de admisión, es decir al día siguiente de su aparición en autos. Debe mirarse la hipótesis del 399 que dice “…. Y si no hubiere oposición de las partes a la admisión, estas tendrán derecho a que se proceda a la evacuación de las pruebas, aun sin providencia de admisión”. Por la redacción del articulo se interpreta que se acude al Superior y este deberá autorizar se expida el correspondiente despacho de pruebas. Significa, entonces, que el lapso empezara a correr a partir del día que se otorgue la autorización para la evacuación de las pruebas.


Con relación a las evacuación en las incidencia, por ejemplo, las cuestiones previas el articulo 352 CPC establece que al no haberse subsanado el defecto u omisión indicado en el articulo 350 o haberse contradicho las cuestiones previas, se abrirá una articulación probatoria de ocho días para promover y evacuar. Es un lapso continuo e integrado. Lo mismo es valido en los casos de oposición a las medidas cautelares (articulo 602 CPC). En otras hipótesis, por ejemplo, en el procedimiento de medidas preventivas si el juez encuentra deficiente la prueba producida para solicitar las medidas preventivas, mandara a ampliarlas sobre el punto de la insuficiencia, determinándolo (articulo 601 CPC). Allí la norma autoriza al juez para que, excepcionalmente, fije el lapso para la ampliación de la prueba.


La anterior actividad compete, básicamente, a las partes en cuanto a la diligencia para promover y evacuar las partes, allí esta rigiendo el principio dispositivo. No obstante, en la producción de la práctica el juez puede intervenir para aclarar puntos que le sean dudosos. Concluido este periodo probatorio, nuestro sistema procesal tiene previsto la posibilidad que el juez intervenga y realice actividades de iniciativa probatoria, bien inmediatamente después de la etapa probatoria (articulo 401 CPC) o bien después de informe en un lapso perentorio de quince días (articulo 514 CPC)


Los dos artículos mencionados, prácticamente tiene el mismo contenido en cuanto las facultades probatorias del juez, solo difieren en que el 401 prevé el llamado de testigos que no hayan rendido declaración o que aparezca mencionado en autos, mientras que el 514 no tiene esta prueba de testigos. Por otra parte, para hacer uso del 401 es una vez concluido e lapso probatorio, mientras que con el 514 es después de informes en el lapso perentorio de quince días, con relación al articulo 401 surgen dos dudas, ya que la ley no dispone acerca de ello: a) ¿Cuál es el lapso que dispone el juez después de informes para ordenar la practica de tales pruebas?, y b) ¿Cuál es el lapso que dispone el juez para practicarlas? Respecto a la primera pregunta, pensamos que debe aplicarse el articulo 10 del Código de procedimiento Civil, y sobre la segunda, el lapso no debe ser superior al lapso normal de evacuación. Estas dos formas previstas en nuestra ley procesal recogen la doctrina mayoritaria que ha venido surgiendo en Iberoamérica. En las conclusiones de las jornadas Iberoamericanas de derecho procesal civil se estipulo que en las reformas que se realizaran a las leyes procesales se tratara de incorporar la autorización o facultades al juez con relación a la actividad probatoria, de manera que este dispusiera de facultades para poder verificar las afirmaciones controvertidas de las partes. Ellas representan una manera que efectivamente el principio de la veracidad rija en el proceso. En la doctrina nacional se ha dicho que las partes son dueñas del objeto litigioso, pero no del proceso y la sentencia debe ser la expresión genuina de la verdad. Agregan, que la actividad probatoria no es patrimonio exclusivo de las partes, sino que hasta cierto punto, también es obligatoria del juez, porque su función es administrar justicia mediante la búsqueda de la verdad.


Las facultades estatuidas en los articulo 401 y 514 del Código de procedimiento Civil son facultad-deber para el para el juez. No debe vérseles como simplemente discrecionales sino que siempre haya una duda sobre la verdad tiene el juez el deber de activar esas facultades que el juez dispone y puede activarlas en razón de la búsqueda de la verdad y de una administración de justicia trasparente. Admitir el criterio de la extraordinariedad es como aislar esta facultad del desenvolvimiento normal del juez y dejar depender dichas facultades de un hecho “raro” o “inusual” en el proceso. No, las facultades concedidas al juez en materia probatoria están encaminadas a la trasparencia de la verdad y de la justicia en la solución de conflictos particulares, porque hay un interés social de un proceso justo y que el conflicto se solucione sobre la base de la justicia.


Oposición e impugnación de la prueba.


Siguiendo el criterio Magistrado Cabrera Romero distinguimos los conceptos de oposición e impugnación. La oposición es una figura preventiva que procura impedir la entrada del medio de prueba al proceso. La oposición la regula la ley y la determina sus causas. La impugnación surge de una situación fáctica, que para el momento de la promoción no consta en autos, que puede ser en su momento de promoción o en la evacuación. Ambas son parte del derecho de defensa.


La oposición, según Cabrera Romero atiende a dos conceptos jurídicos: el de la impertinencia y el de la ilegalidad. El artículo 397 del CPC contempla en su segundo aparte el derecho a oponerse a la admisión de las pruebas de la contraparte. Es simplemente una alegación en la cual se argumentara, con base a lo que hay en autos, la impertinencia o ilegalidad. No esta previsto ninguna incidencia especial para hacer oposición, ni invocar nuevos hechos y pedir pruebas. La ley restringe la oposición a ese lapso, sin que pueda abrirse un lapso incidental. No esta descartada la contraargumentación de la parte a quien se le han opuesto, por supuesto en el lapso, es decir, antes que el juez dicte el auto de admisión o negativa de pruebas, si la decisión es contraria podrá apelar y exponer sus argumentos.


Por pertinencia se entiende la congruencia que debe existir entre el objeto factico de la prueba promovida y los hechos alegados controvertidos. Por ilegalidad se entiende que con la proposición del medio, se trasgreden sus requisitos legales de existencia o admisibilidad, infracción que consta para el momento de la promoción, excepcionalmente, para el momento de su evacuación, don relación a ciertos medios. Es la contraria a la ley. La propuesta del medio viola disposiciones legales, bien es sus requisitos y formas, o en la manera como se pretende que sea evacuada por el tribunal.


Expresa el Profesor y magistrado Dr. Cabrera Romero que a veces los medios tienen la apariencia de legalidad y pertinencia, pero en realidad son ilegítimos, inexactos o falsos. Frente a estas situaciones la impugnación es el medio adecuado para despojarlo de esas apariencias.


En el código Vigente encontramos diversas formas de impugnación así: la tacha de documentos publico, el desconocimiento y tacha de instrumentos privados, la tacha de testigos, la nulidad de la prueba fuera de la audiencia oral en el procedimiento oral. No obstante, otros medios no tienen un procedimiento de impugnación, se suerte que la impugnación debe ser dirigida a destruir su apariencia de veracidad, exactitud, legitimidad, legalidad, etc. Deberá alegarse entonces la falsedad, inexactitud, ilegitimidad e legalidad. Por ello, la impugnación, cualquiera sea su forma, es una ataque dirigido a debilitar un medio de prueba.


La prueba por escrito


En materia probatoria Se habla de prueba por escrito o documental.


Allí se engloba todo escrito: publico o privado, en fin en cualquier instrumento en donde conste algo que constituya un esfuerzo intelectual sobre su contenido y u inscripción. En el se registran los hechos como ocurrieron y la forma como se manifestaron, por ello se considera como un testimonio humano que descubre un vínculo con el pasado. Debe agregarse que el acto que crea el documento no es representativo del hecho que se inscribe en el, sino que se limita a crear el vinculo de representación, que es ese documento. En el documento hay una declaración o una manifestación intelectiva del hombre, la cual se constituye en el contenido, independiente del acto de creación del medio de representación. No obstante, no se debe soslayar que el documento es una cosa que contiene una manifestación simbólica del ser humano (escrito o representativo) y que ha sido creada por un acto.


DEVIS ECHANDIA nos define documento como “toda cosa que sea producto de un acto humano, perceptible con los sentidos de la vista y el tacto, que sirve de prueba histórica indirecta y representativa de un hecho cualquiera” le asigna una utilidad de prueba, sin descartar que es representativa de un hecho de cualquier naturaleza.


En cuanto a la naturaleza jurídica es un medio de prueba indirecto extraprocesal, pues, refleja una situación que sucedió en el pasado fuera del proceso. El maestro ECHANDIA sostiene que es “un medio de prueba indirecto, real objetivo, histórico y representativo”, que en unas oportunidades puede ser declarativo y en otras, solo representativo, que puede contener una confesión o simplemente una declaración testifical de terceros, pero siempre es extraprocesal.


El documento tiene diversas funciones entre ellas: de carácter pragmático, que sirve para consignar un hecho declarativo o no, con ello se mantiene el registro histórico; de carácter sustantivo, en cuanto puede reflejar una relación jurídica, bien simplemente sustancial o solemne; de carácter probatorio y procesal, después de formado cuando se requiera puede ser aducido en proceso. Se puede notar que en algunos casos naturaleza jurídica es mixta, como en el caso de los actos que para su existencia es necesario que estén expresados en documento (Hipoteca), aquí es un requisito ad solemnitatem para la existencia de la hipoteca, pero también tiene su función probatoria, tanto dentro como fuera del proceso.


En nuestra legislación se mantiene normas con la relación a la prueba por escrito, tanto en el código Civil como en el Código de Procedimiento Civil. Ambas se complementan. El código civil regula todo lo relativo a su producción como acto e incluso en algunos casos le determina como valor probatorio, en cuyo caso invade el campo procesal; por su parte, el Código de procedimiento Civil regula estrictamente su aducción a juico y las incidencias que se pueden presentar.


En materia probatoria, la prueba documental es uno de los medios disponibles para demostrar la veracidad de un hecho alegado. Esto por cuanto la información que consta en documentos o escritos puede ser valorada por un juez como muestra veraz de la autenticidad de un hecho.


La prueba documental se divide en dos tipos:


Los documentos públicos


Los documentos públicos son el medio más idóneo para demostrar un hecho. Éstos se dividen en dos tipos:


• Los documentos públicos: Son documentos emitidos por funcionarios de las agencias públicas. Por ejemplo, certificaciones del registro de la propiedad, o documentos emitidos por las oficinas judiciales. Los documentos públicos gozan de fe, es decir, se cree que son ciertos, y para que pierdan validez, debe demostrarse la falsedad de su información.


• Los instrumentos públicos: son las escrituras emitidas por notarios.

Tanto los documentos como los instrumentos públicos hacen plena prueba de los hechos.


Los documentos privados


Los documentos privados son todos aquellos escritos en que se incluyan, sin intervención de un notario, declaraciones capaces de producir efectos jurídicos. Mientras no se compruebe la autenticidad de las firmas del documento, no valen como prueba judicial. Una vez comprobadas las firmas, tienen tanta validez como un documento público.


En caso que alguno de los firmantes declare que no es la firma suya la que aparece en el documento, éste puede ser dotado de validez ya sea por testigos que verifiquen la autenticidad de la firma, o por la exanimación del documento por parte de expertos en caligrafía que certifiquen la autenticidad.


Su finalidad


Su finalidad es demostrar, contradecir y reconocer la autenticidad y realidad de los hechos expuestos por las partes en litigio y su objetivo de valoración y actuación de la pruebas resulta ser obligatorio, independiente y de acuerdo a derecho.


Autores:

Johana Fuenmayor

Walter Castro

Manuel Castro

negrosrojos@hotmail.com

Elaborado por: Grupo VENCEDORES UNI
1   2   3

Similar:

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconReglamento de la promocion "Promoción Navideña ge" artículo uno: sobre la promoción del patrocinador

Medios de pruebas: Promoción y evacuación icon3 en radio 6 en medios impresos 33 en medios online

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconVisto: que se proyecta traspasar la producción y distribución de agua potable y su evacuación, de la urbanización aledaña a la Represa Constitución

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconEstudio de factibilidad de la infraestructura sanitaria de agua potable y de evacuación de aguas servidas y pluviales del plan regulador comunal de nogales

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconTema Medios Gráficos y Visuales [plantilla evaluación medios visuales

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconLa definición de estándares de calidad y la promoción del turismo termal
«marca España» como destino turístico. Para ello el pasado 20 de octubre de 2006, se aprobó, el Real Decreto 1143/2006 por el que...

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconPruebas

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconPruebas para grados

Medios de pruebas: Promoción y evacuación iconIntroducción 1 Pruebas de Estrés 1

Medios de pruebas: Promoción y evacuación icon3º clasificación de las pruebas

Coloca este botón en su sitio:
es.convdocs.org


La base de datos está protegida por derechos de autor ©es.convdocs.org 2012
enviar mensaje
es.convdocs.org
Página principal